Vuelo Libre en Venezuela


Volar, es una de las ambiciones más antiguas y populares a lo largo de la historia del hombre. Leonardo Da Vinci fue uno de los primeros que realizó estudios para diseñar un artefacto que permitiera a personas y cosas descender desde el aire a la tierra sin que ocurriera ningún daño. Esta idea fue alimentada por otros visionarios y dio como resultado el desarrollo de herramientas que hoy se utilizan para lo que hoy se conocemos como Vuelo Libre, un deporte que se define como el arte de volar con la ayuda de un ala delta, (papalote, ikaro, hanglider, icaro, etc), que aprovecha la tecnología de punta y las condiciones climatológicas que la naturaleza nos ofrece, para poder practicar el vuelo sin la necesidad de motores ni ningún otro tipo de propulsión.

Las Alas Delta y Parapentes, utilizan energía proporcionada por el calentamiento del sol en la tierra (termales), la fuerza del viento, la experiencia y la habilidad de los pilotos para lograr despegar de una montaña o remolcarse de un automóvil, y poder remontar las termales hasta llegar a las nubes ó recorrer grandes distancias.

El Vuelo Libre en Venezuela (Parapente y Ala Delta), es reglamentado principalmente por la Federación Deportiva Venezolana de Icaros y Parapentes (FEDEVIP), la cual integra a las asociaciones regionales, clubes y escuelas independientes en una entidad unificada.

Deportes Extremos en Venezuela


Se denomina Deportes Extremos a todos aquellos deportes con algún componente deportivo que comportan una real o aparente peligrosidad por las condiciones difíciles o extremas en las que se practican.

Bajo este concepto se agrupan muchos deportes ya existentes que implican cierta dosis de exigencia física y sobre todo, mental.

Por ejemplo, los deportes más exigentes dentro del Excursionismo como Escalada en Hielo o Escalada en Roca, y otros de reciente creación como el Bungee y el Snowboard

Se puede considerar que una persona practica un "deporte extremo" cuando lo hace por primera vez. Por ejemplo, el descenso de un río de clase IV es bastante extremo para quienes nunca antes se habían subido a una balsa y lo sentirán como muy por encima de sus capacidades personales. El hecho de salir vivos de esa experiencia les hará pensar que son unos buenos deportistas.

Submarinismo en Venezuela


¿Qué motiva al hombre a sumergirse en las profundidades del océano? Quizás sentir la ingravidez que da el estar bajo el agua y que de alguna manera permite dominar las tres dimensiones, o quizás la posibilidad de observar la belleza de la flora y fauna submarina. En cualquier caso y sin importar la motivación, el buceo es una disciplina deportiva y de recreación, que requiere un adecuado entrenamiento teórico-práctico antes de poder ser habilitado como buzo deportivo. 

A diferencia del Buceo Profesional o Comercial, en el Deportivo no es necesario hacer descompresión debido a que los límites de tiempo y profundidad son diferentes. 

Para conocer la biodiversidad marina, deleitarse con las especies coralinas, descubrir la realidad del color, en su máxima intensidad bajo el agua, es necesario familiarizarse con una máscara, un snorkel, y con un tanque de aire. 

Montañismo en Venezuela



Entre las actividades de montaña, subir a las altas cumbres es indudablemente la más técnica, complicada y peligrosa. Combinando técnica, equipo y condición física, la práctica del Montañismo es un desafío a la destreza, habilidad y resistencia del ser humano. La magia que ejercen las montañas sobre el hombre desde tiempos inmemoriales, hacen que este deporte sea la elección de una cada vez mayor, cantidad de adeptos. 

A diferencia del Excursionismo, la práctica del Montañismo requiere indefectiblemente tres componentes: sólidos conocimientos técnicos, excelente estado físico y equipo especializado.

Rafting y Kayac en Venezuela




Rafting significa en ingles, plataforma de madera que flota en el agua, en la actualidad sirve para identificar balsas inflables de goma que se utilizan para descender por ríos aguas abajo. La tendencia de los viajeros es acercarse cada vez más a la naturaleza; y dentro de la mezcla de actividades de bajo impacto, las acuáticas constituyen la gran fiebre en este momento y el rafting es una de las más fuertes. 

Cada año millones de personas en el mundo, recorren diferentes países, buscando los más impresionantes escenarios naturales para contemplarlos y disfrutarlos sobre un raft. Bien sea en un tranquilo río, donde lo contemplativo se mezcla con el descanso y el contacto con lo cultural y natural, o en rápidos donde la adrenalina saltará dependiendo del grado y tamaño del río que estemos descendiendo. La clasificación de los ríos va de I a V desde el más suave al más fuerte.